uruguay30.com

Larrañaga y la bendición

«¿De favor?»

En la jornada de hoy la Cámara de Senadores trató la aprobación de un Tratado de Libre Comercio con Chile.
Haciendo uso de la palabra, el líder nacionalista, Jorge Larrañaga, expresó que “hoy es un día de celebración: celebramos el primer TLC de país a país, ratificado por el Parlamento en 13 años de gobierno del Frente Amplio. Es un día realmente muy importante porque además creemos que nuestro país tiene que ser la salida atlántica de la Alianza del Pacífico”.

Con bendición del Plenario
Indicó también que “estamos acá porque el Gobierno ha recibido la bendición del Plenario de su Partido” y a continuación, el legislador blanco hizo referencia a resoluciones tomadas por el Plenario del Frente Amplio al respecto, y citó las mismas.
“1. Apoyar la ratificación del tratado suscrito por nuestro Gobierno y el Gobierno de Chile.
2. Transmitir esta resolución a la bancada parlamentaria¨.
Y 3. Encomendar a los órganos del Frente Amplio y en especial, a la Agrupación Nacional de Gobierno de nuestra fuerza política, el seguimiento de la evolución e implementación de los acuerdos, buscando procesar previa y adecuadamente los mismos en clave frenteamplista¨.
De modo enfático, sostuvo que “es muy poco republicano todo este episodio. Un Gobierno no puede estar subordinado al plenario de un partido político”.
Haciendo referencia a este hecho citó palabras dichas por el Ministro de Economía, Danilo Astori, donde el mismo expresaba que «no se puede discutir en un Plenario el TLC con Chile, porque ya está aprobado por los dos gobiernos (Uruguay y Chile); y el gobierno lo analizó y lo aprobó. Si el Plenario mandatara a los legisladores, (a votar en contra) sería un error garrafal”
Subrayó que al permitir tal situación “se ha colocado al país, al Gobierno electo, nada más y nada menos que por mayorías absolutas, a ustedes mismos como bancada parlamentaria, en sujeción a lo que dice un órgano que de ultima será representativo de un partido pero no de la soberanía nacional. El Frente Amplio puede darse el gobierno que se quiera, pero al país no, al país no”.
Abrir puertas al desarrollo
Larrañaga indicó que este TLC debería abrir las puertas a la Alianza del Pacífico, a Estados Unidos, al mundo: “nos asocia a uno de los países más serios de la región, que ha tenido una continuidad, mas allá de las alternancias de los distintos partidos en el ejercicio del gobierno, en el marco de su política internacional. Más allá de las pertenecías de sus distintos presidentes, hay un hilo conductor en esa política internacional”.
“El comercio exterior es sinónimo de inversión y trabajo para los uruguayos. Acceder a nuevos mercados en condiciones arancelarias preferentes es hoy una condición necesaria, no suficiente pero sí necesaria, para el desarrollo de nuestro potencial productivo y comercial”.

Tratado entre Uruguay y Finlandia.
El líder blanco hizo referencia a cómo se llevó adelante el Tratado entre Uruguay y Finlandia: “tanto se cuestionó, y ahora resulta, abulta sus consecuencias en el producto del país. Tanto se lo cuestionó, al punto que no se lo votó y resulta que sin embargo las resultancias han terminado generando una incidencia económica realmente gravitante en el país”.
Luego de un cruce con el Senador Michelini, respecto al referido tratado, en el cual el mismo sostenía que el Frente Amplio no tenía un problema de sustancia con el mismo, sino de “tribunales” con las controversias, el Senador Larrañaga retomó el uso de la palabra e indicó, respondiéndole que el mismo estaba incurriendo en un error en lo sostenido, manifestándole que el Frente Amplio no solo no votó el Tratado de Protección de Inversiones con Finlandia, sino que hicieron campaña en contra. “Hicieron tanta campaña en contra que nos costó un lio internacional con el entonces Presidente argentino, tanta campaña en contra hicieron que tuvieron que dar una enorme voltereta en marzo, abril de 2005 para desandar el camino del NO del Tratado de Protección de Inversiones, y decir sí”, indicó el senador nacionalista.
Larrañaga continuó indicando que “Michelini nos habla de que una empresa tiene que gastar 50 o 60 mil dólares para un tribunal internacional, cuando tuvimos que ir a La Haya y gastamos no sé cuántos liceos en los honorarios de La Haya. ¡NO!”.

Mejora en la rentabilidad y competitividad
“Este tratado que hoy estamos aprobando es una mejora de la rentabilidad y competividad. Son otras condiciones necesarias para el desarrollo productivo. En esto hay mucho por hacer, yo diría todo. Chile con su regla y disciplina fiscal también son un ejemplo a seguir. Lamentamos que el equipo económico, que tanto ha peleado por este acuerdo, no siga con la misma intensidad la cuestión fiscal chilena”.

¿De favor?
El senador sostuvo: “con toda franqueza siento que el Presidente firmó convencido, que el Poder Ejecutivo lo firmó convencido a este Tratado, pero de una parte del Frente Amplio siento que hoy lo están votando casi de favor”.
Agregó que entiende que “esto perjudica la imagen del país que hemos dado hacia adentro y hacia afuera”.
Finalizó manifestando que “firmamos este acuerdo y después colocamos la imagen del país y la suerte comercial, las oportunidades para el trabajo y la producción nacional, en un órgano ajeno a la Constitución nacional, en un órgano partidario haciendo valer su opinión por sobre los intereses del país”.

error: Por contenido: contacte al administrador -> + 598 99 708 138
×

Powered by WhatsApp Chat

× Comuníquese con nosotros