uruguay30.com

OPP no sabe nada de la Residencia Presidencial de Punta

DIPUTADA REISCH PIDIO INFORME

La Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) “carece de la información relacionada a la situación jurídica y el uso que se le da” a la Residencia Presidencial de Punta del Este, expresa la respuesta que aquella dependencia de la Presidencia de la República brindó a un Pedido de Informes cursado por la diputada Nibia Reisch (Partido Colorado).

La Residencia Presidencial del balneario esteño fue donada en 1948 al gobierno del entonces presidente de la República, Don Luis Batlle Berres, por el inversor argentino Mauricio Litman y es utilizada por los distintos presidentes y sus ministros con distintos fines.
El Decreto-Ley 15.545 (mayo de 1984) otorgó facultades a la Presidencia para vender bienes fiscales si existían para ello “razones de necesidad o utilidad”, por lo cual en noviembre de 2010, amparándose en esa normativa de la dictadura, el entonces presidente José Mujica decidió su enajenación basándose en que el bien no era de utilidad para los “cometidos sustanciales” de Presidencia. En esa ocasión expresó que generaba gastos inútiles en salarios y mantenimiento y que lo obtenido por su venta sería destinado al Plan “Juntos” para atender las necesidades de vivienda de 50.000 familias, así como para “financiar una escuela de oficios en la zona de la Estancia Presidencial de Anchorena, departamento de Colonia”.
A petición del mandatario, el BROU compró en total tres padrones, uno correspondiente a la Residencia Presidencial, y los otros a dos casas que fueron anexadas posteriormente en julio de 2011, y según informara en su momento el presidente de la institución bancaria, Fernando Calloia, se pagó una suma cercana a los 2:700.000 dólares.

En aquella oportunidad Calloia expresó que el destino del inmueble sería el de instalar un centro cultural, así como las oficinas del propio banco y otros organismos estatales, lo cual no se concretó.
Durante la actual administración, en mayo de 2017, el inmueble fue recuperado (en comodato por un año, según se anunció) por el actual presidente, Tabaré Vázquez, pasando nuevamente a la órbita de la Presidencia.

Por ello Reisch solicita conocer, entre otros detalles, el estado edilicio actual; cuál fue el uso que se le dio en el período que el mismo estuvo bajo la posesión del BROU; qué reformas y obras de mantenimiento se han efectuado en el mismo del 2005 a la fecha y con cargo a qué rubros, y si fueron pagadas por el BROU o por Presidencia; cuál es el presupuesto mensual que el mismo demanda (en sus diversos rubros: salarios, vigilancia, jardinería, mantenimiento y demás servicios) y quién se hace cargo de los mismos; cuántos funcionarios trabajan en el inmueble en forma permanente o eventual (Cargo, función y sueldo que perciben y dónde revistan); qué destino y uso tiene actualmente el inmueble.

Asimismo requiere conocer cuál fue el destino que se le dio al dinero; si el dinero se destinó al Plan “Juntos” y a la construcción de viviendas, se informe cuántas viviendas se construyeron por esta modalidad; si se destinó parte de la suma a la “Escuela de Oficios” en Anchorena, como lo anunció el Presidente Mujica en su oportunidad y, en ese caso, cuál fue el monto y uso que se le dio.

La respuesta de la OPP sorprendió a la diputada Reisch. “Decir que no se cuenta con los datos oficiales de una Residencia Presidencial, no es creíble. Lo que sucede es que salta claramente que al cúmulo de situaciones poco transparentes, se suma también esta, referida a un inmueble cuyo propietario se dice desconocer, que ha requerido una suma de parte del BROU -es decir de todos los uruguayos- para su adquisición, que volvió a la Presidencia pero no sabemos de qué manera y a qué costo, y que no sabemos cuánto dinero se ha invertido en reparaciones y mantenimiento”, aseguró la legisladora colorada.

Por otro lado, una vez más comprobamos que Mujica habló para la tribuna, que por un tema de marketing, por quererse hacer el popular, se quiso desprender de la residencia en un balneario emblemático como Punta del Este, pero sus promesas de invertir el dinero recaudado en la venta, nunca llegó al fin prometido. No se instaló la Escuela de Oficios en Anchorena y queremos saber si se construyó alguna casa. Una perla más para el collar de un presidente que mucho habló, mucho prometió, y nada hizo”, finalizó Reisch.

error: Por contenido: contacte al administrador -> + 598 99 708 138
×

Powered by WhatsApp Chat

× Comuníquese con nosotros