uruguay30.com

Larrañaga y la situación de Venezuela

Informe Bachelet

En la jornada de hoy el Senado de la República trató la situación de Venezuela. El senador Jorge Larrañaga hizo uso de la palabra e indicó que no puede tratarse a la oposición de oportunista por tratar este tema.
Se preguntó el porqué del cambio en la posición de los principales referentes del oficialismo e indicó que el mismo no parece ser una posición genuina, sino un “gambito electoral”

¿Oportunismo?

Larrañaga expresó que se habla de oportunismo por traer al Senado de la República un tema de estas características, lo cual no es procedente, y se preguntó:
“¿Oportunismo por traer a la discusión de este Senado de la República una condena y un rechazo imprescindible a un régimen Dictatorial? ¿Qué cambió para que el Frente Amplio en alguno de sus referentes reconociera los hechos?”
Continuó indicado: “los hechos son porfiados, en Venezuela hay una cruenta dictadura, una dictadura miserable y cobarde, como lo es toda aquella que usa la prevalencia de la fuerza contra los que no se pueden defender, una dictadura en manos de cínicos que han usurpado el poder y dirigen las armas a su pueblo”.
El senador nacionalista planteó la duda sobre la verdad en la postura del Frente Amplio y manifestó: “Me preguntaba qué cambió, porque hablan del informe de la ex presidenta Bachelet, pero el informe se publicó el 4 de julio y en los días posteriores esquivaban una vez sí y otra también usar la palabra “Dictadura”. Como si ocultar la palabra ocultara a la realidad, entonces no sé qué pasó”. Y agregó: “Esto parece más un gambito electoral que una postura genuina”.

Silencio indigno

Continuando con sus palabras, y a modo de pregunta retórica, Larrañaga expresó: “¿El gobierno uruguayo se distanciará de una dictadura? Bueno, yo creo que no. Más allá de los pronunciamientos, no se puede tener mucha confianza, porque siguen en la misma y el silencio que ha tenido este Parlamento lamentablemente es indigno de la tradición del país”.
Agregó que el régimen venezolano hace mucho tiempo que perdió legitimidad política. “Su característica abusiva lo redujo a los escombros de una siniestra dictadura. Es un régimen que no hay que vacilar en calificar de decrépito. El informe Bachelet no hace sino confirmar lo que hace años se viene denunciando: presos, presos políticos, torturas, ejecuciones”.

¿Dialogo?

Larrañaga además indicó: “Aquí se viene a decir, señora presidenta que hay que apostar a la salida de la situación a través del diálogo… nosotros no estamos propiciando una intervención, nosotros no somos defensores de bloqueos que terminan pagando los pueblos y las sociedades oprimidas, pero tampoco somos tan tontos de abonar el camino que de alguna manera le es más fácil al régimen del señor Maduro”.

¡A una dictadura se la combate!

Larrañaga firme sostuvo “a una dictadura se la combate, a una dictadura no se la puede validar, el diálogo es con aquellos regímenes que no terminan matando a la gente”.
El legislador hizo referencia al informe presentado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas, el cual documentó casos de ejecuciones extrajudiciales perpetradas por fuerzas de seguridad llevadas a cabo en vecindarios pobres bajo la denominación de Operaciones de Liberación del Pueblo, e indicó que en el mismo, las personas entrevistadas se refirieron de manera constante a la FAES como un escuadrón de la muerte, un grupo de exterminio.

Sin condena

“El Frente Amplio no ha condenado la dictadura. Es evidente que se alejaron de los pronunciamientos del Mercosur, incluso se hicieron los distraídos. Es evidente. Los hechos notorios no necesitan prueba”, sostuvo el dirigente blanco.
Larrañaga remarcó que es una vergüenza escudarse en el principio de no intervención, ya que el mismo nunca refiere a dictaduras.

Del lado incorrecto de la historia

Ya casi terminando su intervención, el Senador nacionalista argumentó: “¿De qué diálogo van a hablar si quien detenta el poder en Venezuela quiere mantenerse en el poder? Entonces me permito expresar señores del Frente Amplio, este es Maduro, este es lamentablemente, un síntoma más de una sociedad con un régimen que se niegan a condenar”.
Culminó sus palabras invocando se retome el camino correcto, el de defender a las víctimas y no a los victimarios. “En la campaña preelectoral hacia las elecciones internas, candidatos y candidatas del oficialismo se negaron a condenar lo que ahora algunos referentes llevan adelante. Me parece que  están colocándose del lado incorrecto de la historia y espero que se reencuentren con el deseo de libertad. Espero que se reencuentren con la dignidad de defender a las víctimas y no se aferren a defender al cruel victimario”.

error: Por contenido: contacte al administrador -> + 598 99 708 138