uruguay30.com

Mieres y las prioridades

Trabajo y empleabilidad

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, señaló, este 1.° de mayo, que la cartera concentra su esfuerzo en atender el sistema de empleo y en desarrollar un “proceso responsable de reactivación”, cumpliendo con la protección de la salud de los trabajadores. Aseguró que el Gobierno continuará implementando respuestas rápidas a las situaciones de mayor fragilidad que surgen de la emergencia sanitaria.

Mieres representó al Poder Ejecutivo en la conferencia de prensa que este viernes 1.º se desarrolló en la Torre Ejecutiva, en la que compartió un mensaje con motivo de la conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores. El titular de la cartera de Trabajo y Seguridad Social estuvo acompañado por el subsecretario, Mario Aritzi, y la directora general de Secretaría, Valentina Arlegui.

El jerarca expresó que este 1.º de mayo fue diferente, seguramente uno de los más atípicos de la historia del Uruguay, debido a que la emergencia sanitaria provocada por la COVID-19 repercutió en el empleo y la calidad de vida de los uruguayos. “Es una situación que nos pega a todos y nos duele como ciudadanos”, lamentó.

“En lo inmediato estamos trabajando firmemente en un proceso responsable de reactivación, cumpliendo y exigiendo todas las medidas requeridas para la protección de la salud de nuestros trabajadores. Porque la salida a esta crisis aguda depende de un proceso de reactivación productiva y laboral lo más veloz y responsable posible, para lo que será necesario generar acuerdos con todos los uruguayos”, aseguró.

“Tengan la convicción de que este Gobierno tiene plena conciencia de las angustias y dificultades por las que están pasando tantos trabajadores y que nuestras energías están concentradas en dar las más rápidas repuestas a las situaciones de mayor fragilidad”, insistió.

Explicó que “el inicio de la gestión del Gobierno se vio totalmente alterado por la actual coyuntura, que demandó toda nuestra atención puesta en mitigar el impacto de esta pandemia que está pegando sobre el empleo y la realidad de vida de los trabajadores”. “Tenemos enorme conciencia del impacto gigantesco que nuestros trabajadores están sufriendo. Sabemos que en estos momentos miles de uruguayos viven la angustia y la incertidumbre por su futuro laboral”, expresó.

Mieres analizó que “el impacto de la emergencia sanitaria sobre la actividad económica, comercial y productiva es extremadamente agudo y su efecto sobre los trabajadores es inmediato, pero, además, la realidad del país cuando asumimos el gobierno ya mostraba, en todos los indicadores relacionados con el empleo, el mercado de trabajo y la seguridad social, un deterioro preocupante”.

En ese sentido, recordó que la tasa de desempleo, que venía creciendo desde 2015, se situó en febrero en 10,5 % y afectaba a unos 190.000 uruguayos, el índice más alto desde 2007.

El jerarca describió que la tasa de desempleo juvenil mostraba una situación particularmente crítica y se ubicó como la quinta más alta de toda América Latina. Citó que las personas en seguro de desempleo eran más de 48.000. También afirmó que entre los meses de marzo y abril se registraron más de 170.000 solicitudes de seguro de paro al Banco de Previsión Social (BPS). Dijo que en este contexto, agravado por el coronavirus, el Gobierno puso “todo el empeño en amortiguar lo más posible el golpe que esta pandemia ha producido sobre los trabajadores y las empresas uruguayas”.

La profunda crisis laboral que viven los países como consecuencia de la pandemia “ha dejado en evidencia nuestras propias debilidades”, señaló el jerarca, quien hizo hincapié en la existencia de 400.000 trabajadores sin ningún tipo de cobertura formal, ni aportes a la seguridad social.

A esa cifra agregó otros 80.000 o 90.000 trabajadores que aportan como empresas unipersonales en sus diferentes modalidades y, aunque son formales, también carecen de cobertura ante la pérdida de sus ingresos, como es el caso de los monotributistas y trabajadores zafrales por cuenta propia con oficios técnicos y profesionales.

“Frente a estas situaciones no cubiertas en el régimen general normativo, se impulsaron medidas de sostén de emergencia y urgencia que resultaban ineludibles”, aseguró, y enumeró las prestaciones alimentarias implementadas por el Ministerio de Desarrollo Social dirigidas a estos ciudadanos.

También recordó que se reforzaron subsidios a los 80.000 hogares cubiertos por la tarjeta Uruguay Social y a 120.000 hogares correspondientes a las Asignaciones Familiares del Plan de Equidad. En forma adicional, para los trabajadores en régimen de empresas unipersonales, se establecieron subsidios a más de 10.000 monotributistas y líneas de crédito en condiciones especiales para el resto de las unipersonales.

Mieres destacó que las medidas enumeradas se pusieron en marcha a solo un mes y medio de asumido el gobierno, aunque reconoció que no son ni serán suficientes para paliar la situación incierta que se transita y se desconoce cuándo finalizará. No obstante, aseguró que “el Gobierno está buscando alternativas y soluciones para acompañar y responder a las angustias y necesidades de tantos uruguayos que la están pasando muy mal”.

En ese sentido, el ministro se comprometió a que su cartera trabajará en los próximos cinco años “para que los uruguayos sigamos conquistando derechos laborales y mejorando las políticas de empleo y de seguridad social, a promover el diálogo social y a mediar y acercar posiciones para lograr acuerdos beneficiosos para todas las partes implicadas en las negociaciones colectivas”. También reafirmó la “voluntad de incentivar la cultura del trabajo para mejorar la competitividad y la productividad” y del cumplimiento de la normativa laboral.

error: Por contenido: contacte al administrador -> + 598 99 708 138
× Comuníquese con nosotros